viernes, 25 de marzo de 2016

SEMANA SANTA

Hola a todos de nuevo,

Tras una muy larga temporada sin escribir, me he propuesto recuperar la costumbre de hacerlo, quizá no al mismo ritmo que lo hacía, pero si prestar mas atención tanto a los que me leeis, como a mi mismo.

No había mejor momento para hacerlo que la Semana Santa, reina de nuestras tradiciones, y que habitualmente en los últimos años, cada vez que un gobierno de rojos esta cerca del poder se ve amenazada de alguna manera.

Corría el año 2010, con el innombrable al frente de su desgobierno, y Carmen Chacón al del Ministerio de Defensa, cuando lanzaron la ofensiva de retirar tanto al ejército como a las Fuerzas de Seguridad del Estado de nuestras procesiones, y digo nuestras porque lo son. No son de ellos, son del pueblo.

Aquel año yo puede cumplir una de las ilusiones de mi vida y que tarde o temprano repetiré; ver la Semana Santa malagueña, de la mano de unos amigos a los que nunca les podré agradecer todo lo que hicieron para que lo viviera casi desde dentro.
Chacón había intentado que la legión no acudiera a su cita, como si que lo hizo con los infantes de marina, llegando a avisar, una semana antes de que no había dinero para el combustible del barco en el que llega nuestra legión al puerto de Málaga.

El barco llegó, y llegó gracias a una Cofradía de Mena, que no estaba dispuesta a permitir esta afrenta, no solo contra sus creencias, sino contra su honor. Consiguieron el combustible. Algunos legionarios tuvieron que pagar de sus bolsillos su estancia, pero alli estaban. Pude disfrutar de ello y de ver el sentimiento de un legionario ante su Cristo de la buena muerte, como cantan mas de 180 veces "el novio de la muerte", como están mas de 12 horas haciendole honor a su protector.

En estos momentos, y con las payasadas de la izmierda para conseguir un gobierno de perdedores, la amenaza de intentar eliminar, por enésima vez la aportación de nuestras tropas a los actos religiosos de la Semana Santa, ya sea en Málaga, en Ferrol (con la BRILAT), en Leon, con la Guardia Civil, y en tantos y tantos puntos de nuestra geografía, se cierne sobre nuestras tradiciones.

La Semana Santa es una de nuestras tradiciones mas arraigadas, con la participación de todos, incluso de aquellos que se llaman a si mismos ateos, agnósticos, etc, pero que se lucran del dinero que deja el turismo por toda nuestra geografía. Como ejemplo pondré "La rompida de la hora" del Bajo Aragón, cuyo primer golpe suele dar algun actor rojo, anticatólico, y todo lo que quiera, pero que no sabe que esos tambores y bombos suenan "llorando" por la muerte de Cristo.  Es nuestra cultura. Somos el país mas viejo de Europa, el que mas historia y tradiciones tiene, y están arraigadas en nuestra población.

En aquel momento, y antes de vivir ese sentimiento en Málaga, estaba convencido de que se cargarían la Semana Santa, que impedirían la participación de nustro ejército en las procesiones, que impedirían que se toque el Himno Nacional (reservado para cuando ganan nuestros deportistas, y si pudieran tocarían el himno de riego) en dichos actos. Hoy estoy seguro de que no podrán con ello, y no podrán porque no se trata solo de una tardición, es un sentimiento, y los sentimientos no son moneda de cambio política.
Por mucho que ante antentados como los de Bélgica, todos los podemitas con algún puesto de relevancia (GRACIAS AL PSOE) como Carmena, el gominas (Alcalde de Zaragoza, para vergüenza de nuestra ciudad, el señor Echenique -ese que vino de Argentina a tocarnos los cojones y a que le paguemos la silla de ruedas, pero que se permite opinar sobre nuestra cultura y tradiciones- digan que debemos pedir perdón al Islam y que estos atentados son consecuencia de nuestros actos pasados
Por mucho que se apruebe el estudio del Islam en la Comunidad Valencia en los colegios publicos y concertados, por mucho que intenten quemar iglesias como en el 33, pero a la manera de hoy...

Por mucho que lo intenten, yo volveré a Málaga en Semana Santa, y allí estarán los caballeros legionarios junto a Cristo de la buena muerte, cantando "el novio de la muerte" y rindiendo honores a su protector.

Os dejo aquí una parte de la letra del Novio de la Muerte que refleja ese sentimiento, y por lo que se que volveré y alli estarán:

Cuando más rudo era el fuego
y la pelea más fiera
defendiendo su Bandera
el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje
del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo
y la enseña rescató.


 VIVA LA LEGION!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada